isidro ferrer

LOS SUEÑOS DE HELENA · del 30 de enero al 16 de abril

Desde el 30 de enero hasta el 16 de abril de 2016, en la Cueva de la Maga, en la librería El Bosque de la Maga Colibrí, se puede ver la exposición organizada por Libros del Zorro Rojo ‘Los sueños de Helena’ de Isidro Ferrer. En este período se podrán ver los originales de las ilustraciones que Isidro realizó para el libro escrito por Eduardo Galeano y editado por Libros del Zorro Rojo.

La exposición se inaugura el 30 de enero a las 21 horas, con la presencia del ilustrador. La entrada es libre.
A lo largo de su narrativa, Eduardo Galeano ha ido escribiendo los sueños de Helena, su esposa. Este libro los reúne por primera vez en una edición especialmente iluminada por Isidro Ferrer, quien ha sabido interpretar con admirables composiciones toda la belleza de unas historias soñadas para soñadores de cualquier edad.
“Los sueños de Helena” ha sido uno de los tres títulos galardonados entre “Los Mejores Libros para niños y jóvenes – 2012” en la categoría “Ediciones originales / Juveniles” por el Banco del Libro de Venezuela.

 

Sobre la exposición

Helena me humilla cada mañana, a la hora del desayuno, contándome sus sueños prodigiosos. Ella entra en la noche como en un cine, y cada noche un sueño nuevo la espera. Mientras ella cuenta, yo bebo mi café en silencio. Más me vale callar. Los pocos sueños míos que consigo recordar son de una bochornosa estupidez. Para vengarme, escribo los sueños que ella vuela. Aquí están, reunidos, fugitivos de las páginas de mis libros que ello, los sueños, han mejorado tanto. Las obras de Isidro  los acompañan, de la mejor manera.

Prólogo a Los sueños de Helena. Eduardo Galeano.

 

Sobre Eduardo Galeano

Desde principios de 1973 vivió exiliado en Argentina y en la costa catalana. A principios de 1985 regresó a Montevideo, donde actualmente vive, camina y escribe. Es autor de varios libros, traducidos a numerosas lenguas. En ellos comete, sin remordimientos, la violación de las fronteras que separan los géneros literarios. A lo largo de una obra donde confluyen la narración y el ensayo, la poesía y la crónica, sus libros recogen las voces del alma y de la calle ofreciendo una síntesis de la realidad y su memoria. En dos ocasiones fue premiado por la Casa de las Américas de Cuba y por el Ministerio de Cultura del Uruguay. Recibió el American Book Award de la Universidad de Washington; los premios italianos Mare Nostrum, Pellegrino Artusi y Grinzane Cavour; el Premio Dagerman, en Suecia, y la Medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Fue elegido primer Ciudadano Ilustre de los países del Mercosur y fue galardonado con el Premio Aloa, de los editores de Dinamarca; con el Cultural Freedom Prize, otorgado por la Fundación Lannan; con el Premio a la Comunicación Solidaria, de la ciudad de Córdoba, y con el Premio Manuel Vázquez Montalbán, del F. C. Barcelona. En Libros del Zorro Rojo publicó Los sueños de Helena, con ilustraciones de Isidro Ferrer e Historia de la resurrección del papagayo, con esculturas de Antonio Santos.

 

Sobre Isidro Ferrer

Diseñador, afichista, ilustrador, graduado en arte dramático y escenografía, es uno de los artistas gráficos más reconocidos de la actualidad. En el campo de la ilustración editorial ha publicado, entre otros: El vuelo de la razón (Premio del Ministerio de Cultura de España al libro mejor editado, 1993); Yo me lo guiso, yo me lo como (Premio Laus de Plata de Ilustración, 1996); El verano y sus amigos (Premio Lazarillo de Ilustración, 1996); En cosme i el monstre (Premio Crítica Serra d’Or, 2000); Una casa para el abuelo (Premio Daniel Gil de Ilustración, 2003; Premio Junceda de Ilustración, 2006 y Premio Nacional de Ilustración, 2006); Libro de las preguntas, de Pablo Neruda (Premio de la Asociación Española de Profesionales del Diseño, 2006 y Premio Cálamo al mejor libro, 2006). Su obra ha sido expuesta en numerosos países de Europa, América y Asia. Isidro Ferrer reside en Huesca, donde se dedica al cartelismo, al diseño editorial, a la ilustración y a las series de animación. Sobre sus gustos ha escrito: «Del color azul me gusta el azul. De los perros me gusta que tengan plumas de caballo. Me gusta encontrar las caras escondidas en un taco de madera, las caras reveladas en un sello, en una moneda. De las hojas me gusta el libro. De la pared me quedo con un cartel; aunque de la pared también me gusta el laberinto».